Protocolo de Kioto

Protocolo de Kioto, el cambio climatico

¿Qué es?

El Protocolo de Kioto sobre el cambio climático es un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases provocadores del calentamiento global: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentaje aproximado de un 5% a nivel global, dentro del periodo que va desde el año 2008 al 2012, en comparación a las emisiones al año 1990.Esto no quiere decir que cada país debo reducir su emisión de gases regulados en un 5% sino que cada uno tiene sus propios porcentajes de emisión que debe disminuir.

Protocolo de Kioto, reducir emisiones de gases

¿Cómo nació y cuándo entra en vigor?

El 11 de diciembre de 1997 los países industrializados se comprometieron, en la ciudad de Kioto, a ejecutar un conjunto de medidas para reducir los gases de efecto invernadero.El acuerdo entró en vigor el 16 de febrero de 2005, después de la ratificación por parte de Rusia el 18 de noviembre de 2004.Para ello se requería la firma de al menos 55 estados y que entre todos sumaran el 55% de las emisiones de 1990, con la aceptación de Rusia el protocolo entró en vigor en 2004. Lo han firmado más de 140 países y ratificado 128. Estados Unidos (que aporta la cuarta parte de las emisiones mundiales de CO2), entre otros, sigue al margen.

¿Qué exige?

La Unión Europea, como agente especialmente activo en la concreción del Protocolo, se comprometió a reducir sus emisiones totales medias durante el periodo 2008-2012 en un 8% respecto de las de 1990 con las excepciones de Portugal, Grecia, España, Irlanda y Suecia, autorizadas a incrementar sus emisiones por su retraso industrial en aquel año. No obstante, a cada país se le otorgó un margen distinto en función de diversas variables económicas y medioambientales según el principio de «reparto de la carga».

Protocolo de Kioto, el cambio climatico

¿Cuál es la situación en España?

España se comprometió a aumentar sus emisiones un máximo del 15% en relación al año base y se ha convertido en el país miembro que menos posibilidades tiene de cumplir lo pactado, con un aumento del 48% en sus emisiones durante el año 2007, más del triple de lo que le permite el tratado.

¿Cómo librarse de las sanciones?

Los países que sobrepasan el límite máximo de emisiones pueden comprar derechos de emisión a aquellos estados que no alcanzan el tope. También podrán ‘descontarse’ emisiones ayudando a países subdesarrollados con proyectos de eficiencia energética y de reducción de la contaminación y plantando superficie boscosa que compense con sus emisiones de oxígeno las de CO2.

El imparable cambio climático

Un estudio firmado por más de cincuenta científicos augura para finales de siglo aumentos de temperaturas de 4 a 7 grados y mayor frecuencia de olas de calor, inundaciones e incendios.
Confirma a la Península Ibérica como un área geográfica más vulnerable que la media europea y mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.