Madera y plástico, compuesto de materiales reciclados

madera plastica

Los materiales conocidos como Wood Plastic Composites (WPC) son, por definición, materiales o productos constituidos principalmente por materiales celulósicos y materiales termoplásticos, que suelen ser procesados mediante técnicas de transformación de polímeros.
Los materiales celulósicos utilizados en los WPC pueden ser de diferente tipos y provenir de numerosas fuentes, pero en general se engloban dentro del materiales reciclados. Desde fibras celulósicas refinadas, hasta residuos post industriales del sector maderero, pasando por materias y residuos agroforestales como el lino, yute, sisal, paja y cáscara de arroz, etc. Los productos basados en WPC suelen ser catalogados de forma conjunta con los denominados plastic lumber , al tratarse de productos que se pueden utilizar en aplicaciones similares, donde se busca sustituir a productos de madera natural. Sin embargo hay una diferencia clave, los WPC son materiales compuestos en los que se utilizan materiales plásticos y madera, mientras que los plastic lumber se fabrican sólo a partir de plásticos reciclados de post-consumo industrial.

El uso de los WPC a nivel mundial no es nuevo, pues el mercado de estos materiales se inició en los EEUU hace casi dos décadas, donde se desarrolló y creció ampliamente hasta la actualidad. En Europa el mercado ha ido una década por detrás del mercado americano, sin embargo en los últimos años se ha registrado crecimientos del orden de un 25% anual, A nivel nacional, es un concepto que está comenzando a introducirse en el mercado.

madera plastica

Materias primas:

La formulación de los WPC depende de los requisitos de la aplicación final y del plástico utilizado, encontrándose en el mercado compuestos con contenido en madera de hasta el 85% en peso, aunque lo más común es del 50 al 70% en peso de madera y el resto de plástico.

Plásticos:

Los plásticos utilizados en los WPC deben ser materiales de bajo punto de fusión para evitar la degradación térmica de la madera durante su fabricación. La temperatura de comienzo de degradación de la celulosa es de unos 200 a 210 ºC, lo que limita la utilización de los polímeros termoplásticos al polietileno (PE), polipropileno (PP), poli (cloruro de vinilo) (PVC) y poliestireno (PS). Además, debido a su facilidad de procesado, estos materiales son los más utilizados en el mercado, lo que permite a su vez disponer de grandes cantidades de reciclado de éstos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.