Madera de ipe para exterior y otras alternativas de madera sostenible

Dicen que la madera de ipe es la nueva caoba. Una madera que se ha colado en los últimos años entre las más populares, compitiendo en fama y prestigio con la teca de Birmania o el ébano africano. Es una madera resistente, muy apreciada para trabajos de interior y exterior, elegante y muy escasa y como consecuencia de todo ello, al alcance de pocos bolsillos. Pero su éxito va a su vez ligado a una gran polémica sobre su origen y extracción. En este artículo analizaremos esta madera tropical y algunas alternativas más sostenibles. 

Procedencia de la madera tropical de ipe

La madera de ipe procede del árbol del mismo nombre, también conocido como lapacho o Tebebuia ssp en su denominación científica. Se trata de un árbol de origen tropical, que habita las selvas de Centroamérica y América del Sur. Brasil es uno de los países que alberga un mayor número de ejemplares, donde, incluso, este árbol se considera un símbolo nacional. 

Es un árbol de gran altura, con una frondosa y espectacular floración amarilla muy llamativa. Para conseguir una cantidad abundante de madera de ipe hay que recorrer grandes extensiones de selva buscando los ejemplares que crecen de forma aislada entre la vegetación. Esto provoca que en muchas ocasiones su obtención se realice de forma ilícita, penetrando en áreas de la selva protegidas y provocando grandes conflictos sociales y medioambientales. 

Uso de la madera ipe

Nos encontramos ante una madera de gran resistencia y belleza, por este motivo su uso se ha popularizado para espacios de exterior que buscan acabados de lujo y que sufren continuamente las inclemencias meteorológicas. 

El empleo más común de la madera de ipe es como tarima. Esta tarima tropical de madera maciza aporta acabados de gran elegancia. La tarima de ipe suele utilizarse en porches, terrazas, piscinas etc. Pero también es común encontrarla para cubrir mobiliario de exterior que unifique la estética visual y le aporte unos acabados de lujo. 

Otros usos frecuentes es en el mundo de las embarcaciones. La alta resistencia de esta madera tropical la hace especialmente adecuada para resistir las fatigas climatológicas del mar. 

Cabe mencionar, también que por su alto valor estético se utiliza para rematar magos de madera en distintos tipos de herramientas o en piezas decorativas

Características técnicas y resistencia

Como hemos visto, la madera de ipe es una madera de gran dureza y resistencia. Con una densidad tan alta (unos 1050 kg/m³) que ni siquiera flota en el agua. Presenta una fibra recta, habitualmente muy entrelazada entre ella.Tanto es así que en contacto con la humedad no suele deformarse. Estas características la hacen una madera de gran durabilidad y resistencia a las plagas de hongos o insectos. 

Esta madera tropical varía en tonos desde un marrón amarillento a un marrón oscuro. Aunque suele ser éste último color es más popular gracias a los tratamientos finales que es aconsejable aplicarle. 

Aunque se cataloga como una madera fácil de trabajar, sus características nos indican que debemos tener ciertas precauciones. Debido a su dureza requiere de un serrado lento, aún así las hojas de las sierras suelen desgastarse rápidamente. El encolado, dada la alta presencia de taninos de esta madera tropical, puede resultar en ocasiones complejo. Por último, se recomienda aplicar aceite de teca para mantener la madera hidratada y aumentar su resistencia. 

Ventajas de la madera topical

La madera de ipe, sobre todo en su aplicación como tarima, tiene grandes ventajas: 

  • Su resistencia la hace ideal para zonas de alto tránsito. Aguanta muy bien el desgaste provocado por la circulación de personas. 
  • Es una madera que no se astilla y por lo tanto podemos ir descalzos sobre ella. Por este motivo suele utilizarse para cubrir las zonas próximas a una piscina. 
  • La madera es un aislante térmico natural y nos ofrece una tarima con una temperatura confortable todo el año. Ni demasiado fría en invierno ni demasiado cálida en verano. 
  • Como hemos visto en el punto anterior, no se deforma con facilidad por lo que su aspecto se mantiene estable durante mucho tiempo. 

Inconvenientes de la madera natural

A pesar de todas sus ventajas, la madera de ipe presenta ciertos problemas derivados de su obtención. 

  • Se trata de un árbol relativamente escaso. Para su extracción se realizan incursiones furtivas a zonas protegidas de la selva. Esto provoca grandes problemas locales a nivel social y medioambiental. 
  • Estas dificultades hacen que el precio de la madera de ipe sea muy alto comparativamente con otro tipo de madera similar. 
  • La densidad de la madera puede provocar que las herramientas se desgasten con facilidad. 
  • La vida útil se reduce drásticamente si no realizamos mantenimientos periódicos mediante aceites o lasures protectores.

Alternativas al uso de madera ipe

En busca de una alternativa más sostenible a la madera de ipe, que nos ofrezca sus ventajas dejando a un lado los inconvenientes, no encontramos con la madera compositeSe trata de una madera sintética, reciclada y a su vez reciclable, elaborada con fibras de madera y resinas plásticas extrusionadas a alta presión. 

Esta madera cubre uno de los usos más frecuentes del ipe, las tarimas. La tarima composite no se agrieta, ni se hincha, deforma o astilla. No precisa tratamientos ni a corto ni a largo plazo. Es altamente resistente al agua, al cloro y a las inclemencias del tiempo. Es una madera que se puede encontrar en multitud de formatos (lamas, baldosas, etc) que aporta un aspecto elegante y muy estético a un precio mucho más económico que el ipe. En definitiva, una alternativa más sostenible y ética. 

Nos encontramos ante una madera cuyo uso presenta ciertos problemas éticos. Por un lado el pie es una madera de gran elegancia y resistencia,  con unas características muy demandadas que le han hecho ganarse el apodo de “iron wood” (el palo de hierro). Pero por otro lado, la madera de ipe lleva implícito perpetuar un sistema de obtención furtiva de la madera con graves consecuencias en los territorios en los que esto ocurre. Todo ello nos invita a valorar los pros y contras de la utilización de la madera de ipe. Por suerte, favoreciendo la balanza hacia modelos más sostenibles, el composite se presenta como una alternativa eficaz, más económica y mucho más responsable con el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.